6.26.2012

SIN PUASA, DIGO PAUSA.

Trabajar con obsesión en cada trazo y acabar frustrado,
que los demás te feliciten ya sabes, nunca ha importado.
Cada trabajo nuevo será mejor que el anterior
pero ninguno suficiente pa sentirme superior.
No tengo un cinco en la cartera y me tratan como a un señor,
dicen que soy bueno, juran que soy el mejor
y a mí solo me molesta tan rustica opinión.
Me interesa que mi madre coma bien y ya no ande en camión,
me interesa no preocuparme por el siguiente día,
mientras bebo con mis amigos unas cervezas frías.
No tengo tiempo para pensar ni en besarla,
aunque me encantaría llegar y estrellarla
boca contra boca y ocuparme solo de acariciarla,
pero hay cosas pendiente y tengo palabra;
seguir pintando como en el pianista mientras el mundo se descalabra.
Me siento cómo en un risco ajeno de la destrucción,
en medio de un cráter, sentado en un banco y con un bastidor,
en un mundo apocalíptico y yo tan hedónico,
cuando empecé a vivir me enseñaron como hacerlo pero rompí el tríptico.
No existe otra opción más que seguir prolífico
creando desde cero, con cero y haciendo un puto diez magnífico.

No hay comentarios:

LIBRERO DE RAP DE CAFÉ

Shelfari: Book reviews on your book blog